LAIA: La curiosidad, la creatividad y su iniciativa son sin duda algunas de sus mejores cualidades, aunque sus compañeros añaden que es una buena compañera mientras ella se ríe tímidamente.

MARTA: La puntualidad la acompaña a diario, al igual que su característico acento brasileño, y su pasión por los bocadillos de queso de Allium Restaurante.

IVÁN: Se define como trabajador y el artífice de los guisos y las croquetas del restaurante, mientras trabaja mano a mano con sus compañeros de cocina.

TONI: Desea que la vida fuese como hacer una paella en Allium, así viviría con el cariño y entusiasmo con que las cocina.

XAVI: Obsesionado por la combinación de sabores, siempre busca dibujar fuera de los límites de lo tradicional sin ni siquiera ser consciente de ello.

KELLY: Defiende que la buena comida es la que lleva la pasión como ingrediente clave. Se autodefine como el chocolate con pimienta.

XAVI ARTERO: Profesional, meticuloso y honrado en su trabajo. Eso sí, sus compañeros entre risas apuntan que con un punto de chulería que a todos gusta.

ESTEFANÍA: La chicota de Barberà del Vallés de Allium Restaurante. “La tata”, como la suelen llamar y ya está.

JORDI: Casi siempre tiene razón, aunque el  “casi” lo añaden sus compañeros. Afirma que, ya que hay que comer todos los días, hagámoslo bien. Firma como “TheBoss” y voces amigas puntualizan, pero se enrolla.